ZOILA #4

RUPTURAS

Una aproximación hacia todo lo que se rompe

 

Hija de Pater Patriae desconocida

Por Sabrina Duque

Yo crecí en la ruptura. Mi padre siempre repetía que íbamos a volver. Ecuador, entonces, no era mi patria. Mi patria era Cuba: crecí aprendiendo su geografía, cantando su himno nacional, leyendo a José Martí. Comía congrí y ropavieja. Mi postre favorito era pasta de guayaba con queso. Para mí los patacones se llamaban tostones.  Las faldas eran sayas. El cinturón, cinto.  En casa se oía a Celia Cruz y a Benny Moré. Y también se leía a Cabrera Infante.

+Leer más


Estado civil: Divorciada

Por María Cristina Bayas

Desde mi perspectiva narrativa, todo el relato era drama, realismo mágico y teatro del absurdo. Eso, teatro del absurdo. Nada de lo que estaba ocurriendo con mi cuerpo y con mi psiquis tenía sentido. Mi mejor amigo, el único con licencia para hacer chistes ácidos con mi desgracia, decía que había que llevar mi crónica a la pantalla grande. Y yo le decía que no porque, incluso para ser una película, la historia hubiera resultado tremendamente inverosímil.

+Leer más


Pinchar el globo

Por Carina Vattay

Mis padres y yo tuvimos un accidente de auto. Ellos murieron, así de repente cómo se si oyera explotar un globo. Fue una despedida silenciosa y ahí sentí por primera vez una ruptura. La grieta se abrió dentro de mi bella familia.

+Leer más

Me elijo a mí

Por Carla Vera

Me elijo a mí para levantarme sin culpas, sin darme palo por mis errores. 
Me elijo a mí para reconstruir mi autoestima, esa que estuvo en los suelos cuando me sentía un basurero emocional, invisible, la mujer más pequeña del mundo.
Me elijo a mí, a mi paz mental, a la libertad de decir, hacer, querer lo que me dé la gana.

+Leer más


Bienvenida a la selva vegana (la ruptura que aún no es)

 Por Marcela Ribadeneira

Solo una especie estúpida llamaría progreso a los modos de producción que han dejado lisiado al planeta que habitan —al único que tienen— poniendo en cuenta regresiva su propia supervivencia. Solo una especie muy estúpida estuviera convencida que ese era el único camino posible. Todos a quienes nos pesa la costra sabemos que debe haber una manera distinta de hacer las cosas, de que el avance de nuestra civilización no signifique cargarse en contra a los ecosistemas que le dan soporte, a las especies que, como nosotros, la evolución se encargó de convertir en nuestras coinquilinas.

+Leer más


Todo está roto a la perfección

Por Carla Badillo Coronado

Me detengo en las páginas en blanco (o en aquellas que quedaron incompletas porque mi mano siempre es más lenta que mi cabeza). Son ellas, sobre todo, la prueba de que la intensidad me supera. Tiemblo, luego existo. En su momento me propuse completarlas más tarde, con calma. Una utopía. La calma nunca se queda; llega, me visita, se marcha. Y esta bien que así sea: la escritura es una guerra permanente con las palabras.

+Leer más


Mejor o más rápido

Un poema de Valentina Varas

+Leer más


Lilith, una playlist feminista

Curada por Catalina Unigarro

Haz clic aquí para escucharla en YouTube.