Maud_Stevens_Wagner.jpeg.jpeg

Maud Stevens Wagner

Primera mujer tatuadora de la que se tiene conocimiento, retratada en 1911. Maud era contorsionista y trabajaba en circos para ganarse la vida. En 1907 Maud conoció al que se convertiría en su esposo, Gus Wagner, y accedió a ir a una cita con él con la condición de que le enseñe a tatuar. Tuvieron una hija, Lotteva, que siguió la tradición familiar desde muy chica, hizo su primer tatuaje a los 9 años!

Nivel de badassery de la señora Wagner: 1000%