17807668_10154195055176557_8115219425896298457_o.jpg

Margaret Bourke-White fue una de las primeras foto-periodistas de la historia y es reconocida como la primera fotógrafa mujer que reportó desde una guerra. También fue la primera fotógrafa occidental que tuvo permiso para reportar con su cámara desde la Unión Soviética. La publicación de su retrato de Joseph Stalin en la revista LIFE significó la primera vez que una imagen hecha por una mujer apareció en la portada de esa publicación. 

Su interés por la fotografía empezó desde muy jovencita, gracias a la afición de su padre por las cámaras de foto. Durante la Segunda Guerra Mundial, Burke fue la única mujer estadounidense que pudo reportar desde las líneas de combate. También trabajó en Austria, Alemania y Checoslovaquia, evidenciando la vida de sus ciudadanos bajo en nazismo. Sus retratos de la guerra entre India y Pakistán son icónicas. 

En esta foto aparece trepada en la gárgola del Chrysler Building de Nueva York, con su cámara de gran formato. La foto la hizo su asistente, Oscar Graubner.