Georgia O'Keeffe

“Throughout her 22 year marriage to (Alfred) Stieglitz, O'Keeffe kept her own name, a rare choice in that era. As she explained in a 1998 interview:
- I had a hard time holding onto it but I wasn't going to give it up. Why should I take someone else's famous name. So when people would say 'Mrs.Stieglitz', I would say 'Miss O'Keeffe'."

Georgia O'Keeffe fue una pintora estadounidense reconocida por sus pinturas de flores en gran formato y del paisaje de Nuevo Mexico, donde vivió gran parte de su vida. Es reconocida como una figura clave del modernismo americano. En los años 20 conoció a Alfred Stieglitz, un fotógrafo y galerista reconocido que vivía en Nueva York. O'Keeffe eventualmente se mudó a vivir con él y en 1924 se casaron. Juntos formaban una pareja hiper-creativa, y colaboraban en varios proyectos. Ella aparece retratada por Stieglitz en varias fotografías, muchas veces desnuda, lo que era considerado revolucionario en esa época. Sin embargo nunca dejó su propio camino en las artes, y continuó pintando en formatos cada vez más grandes. 

Con el tiempo, la pintora se fue enamorando cada vez del Sudoeste del país, y finalmente se mudó de Nueva York a Ghost Ranch, un rancho en el norte de Nuevo México, cautivada por los colores y el paisaje montañoso y desértico de la región, un tema que se volvería central en su obra. Conocida por ser una figura bastante solitaria, a O'Keeffe le fascinaba salir a manejar por el desierto sola, en su Ford, y recoger cráneos de animales muertos, piedras y otros objetos que encontraba en el camino. Luego los incluía en sus pinturas. Tuvo varias retrospectivas de su trabajo en la década de 1940, un logro poco frecuente para una artista mujer en esa época.

Retrato de Tony Vaccaro en la década de 1960