Desatadas

Serie fotográfica de Ana María Buitrón

Este proyecto en curso cuenta historias de mujeres. Muestra cómo la identidad, social o étnica, y las emociones se reflejan a través de la estética del cabello y cómo nuestras representaciones pueden quebrarse a raíz de los “cánones de belleza”.

Me involucro en la vida de mujeres utilizando su cabello como un hilo conductor de sus historias. Este acercamiento se ha convertido en un ejercicio liberador, casi tan cercano a un diván, donde sus relatos reafirman, temen y se enjuagan.

Este proyecto nació como una búsqueda de mi identidad en la sociedad en la que crecí. Soy mestiza, de piel blanca, con un gran cabello afro. Casi durante toda mi vida tener esta melena me conflictuó; no me sentía cómoda. Era extraño crecer con la idea de que un cabello alborotado era desorden, rebeldía y carente de simpatía.

A mis 32 años entendí que esconder mi cabello, alisándolo con químicos que queman, escondía mis raíces, mi identidad. Empecé a acercarme a mujeres que tenían una historia similar a la mía y me sorprendí al encontrar tantos sentimientos en común, tantos como los diversos genes humanos.