ZOILA #6

VIAJAR

Travesías afuera y adentro de una misma

+Leer más

 

Aquí y Allá

Por Marcela Ribadeneira

No entiendo a las mentes que no tienen hambre del mundo. No entiendo a las mentes que no conciben que haya lugares mejores que casa, que haya comidas y costumbres más agradables que las propias. No entiendo a las mentes que no se dejan intrigar por las miles de ciudades salpicadas alrededor del planeta. No entiendo a las mentes que no quieren viajar.

+Leer más


Viajar es el destino

Por Daniela Alvarez Orska

Y me fui, sin planes ni expectativas. Gente aplaudió mi “valentía” pero yo nunca lo sentí así. ¿Valentía? No sé. Para mi lo miedoso no era irme sino quedarme, estancarme, dejar de explorar, encerrarme en mi zona de confort. Solo la idea me provocaba claustrofobia.

+Leer más


Desarraigo

Por Julia Rendón

Siendo nieta de inmigrantes, pasé mucho tiempo de mi infancia y juventud constantemente defendiendo mi lugar como ecuatoriana. “¿De dónde es usted?”, me preguntaban todo el tiempo en mi propia ciudad. “De aquí“, les contestaba mientras me miraban la cara y luego la ropa y luego la cara otra vez y me decían que no parezco.

+Leer más


Los Pasos Perdidos

Por Kristel Freire

Viajar es jugar al olvido. Y yo no quería recordar. Quería fabricar mis días, decir, por ejemplo, que soy de Rumania, o que vengo de una misión humanitaria en Nicaragua. Me gusta jugar a ser otra, a veces. Cuando la realidad es pesada y llega como una señora obesa y desquiciada a mandarme al carajo; invento historias pequeñas para gente que conozco de paso. Siento que les regalo adrenalina.

+Leer más


Mudanzas: cómo mudarme a Guayaquil me devolvió la voz

Por Andrea Torres

Habitar en el puerto me devolvió a mí. Acá soy esta: una deriva de páramo que contempla el río. Dialéctica. Heráclito no se dio cuenta de que no solo cambia el agua; cuando observo al Guayas, la que ha mudado, indefectiblemente, soy yo.

+Leer más


Los viajes dentro del viaje

Por Andrea Guarisma

Ese sello que marcaría el cambio más drástico de mi vida llegó en tan solo segundos. A partir de ahí, me convertí en una estadística dentro de todas las teorías acerca de la migración. Todos hablan sobre el gran viaje (con clichés, esos recursos literarios venezolanísimos, producto de todos los años de novelas): metes tu vida en dos maletas, cambias unos problemas por otros, sales de Venezuela pero Venezuela no sale de ti; un bla bla bla genérico que muchas veces no aplica a lo que estás a punto de vivir.

+Leer más